MIRA TODOS LOS VIDEOS DEL BLOG SUBIDOS EN YOU TUBE

lunes, 18 de mayo de 2009

Informe especial sobre caso Eduardo Rozsa


Contactaron a Rózsa durante la crisis política – La Razón

El líder del supuesto grupo terrorista informó, en una entrevista con el periodista Andras Kepes, que tenía la misión de formar grupos de autodefensa y coadyuvar en la consolidación de la autonomía cruceña.

clip_image002• PREPARAN EL CERCO • Campesinos de Yapacaní, a 22 km de la urbe cruceña, se preparan para cercar la ciudad en respuesta a las tomas de oficinas públicas. Fue el 22 de septiembre.

Las investigaciones realizadas sobre las actividades del grupo dirigido por el fallecido Eduardo Rózsa apuntan a señalar que el miliciano fue contactado por personas aún desconocidas mientras en el país se desataba una aguda crisis política cuyo escenario se encontraba en el oriente del país.

“Las relaciones son muy malas entre las dos partes del país (oriente-occidente); hay un riesgo de caos y pueden empezarse a matar por descontentos. Voy para que esto no pase”, señalaba Rózsa en una entrevista que concedió al periodista Andras Kepes, el 8 de septiembre en Hungría, antes de partir a Santa Cruz.

En dicha entrevista, Rózsa señala que tiene la misión de pelear por la autonomía e incluso la independencia de Santa Cruz.

En esas semanas, la demanda de autonomía (reivindicada por Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija), el rechazo al recorte de sus recursos provenientes del impuesto al gas y el proyecto gubernamental de Constitución Política del Estado encendieron la mecha de la crisis política.

Rózsa señaló que sólo cinco personas conocían de su arribo a la capital oriental, que fue a través de la frontera con Brasil. No se conoce con exactitud la fecha de su ingreso al país.

Una vez en Santa Cruz, el supuesto líder del grupo habría contactado y convocado vía internet a personas interesadas en ser parte del “bloque de autodefensa”, según revelaron las investigaciones posteriores a la desarticulación del movimiento, en un operativo del 16 de abril.

De acuerdo con una información proporcionada por investigadores del caso, no se estableció si Rózsa tuvo que ver en la toma de instituciones, en la que derivó la crisis político-regional.

El diputado Bernardo Montenegro, miembro de la comisión multipartidaria, opina que es muy difícil que ese grupo haya actuado en el conflicto de entonces, porque “el grupo recién habría llegado al país; era muy difícil que se movilizaran en esas condiciones”. Ahora, su colega oficialista y presidente de la comisión, César Navarro, dijo que el estallido del conflicto en septiembre no es casual, porque Michael Dwyer estuvo en el país el 2007 y Luis Hurtado Vaca, uno de los supuestos financiadores, hace una declaración pública sobre una eventual guerra civil.

En una declaración ante el fiscal, uno de los integrantes del grupo, Mario Tadic, hoy recluido en el penal de San Pedro, explicó que su tarea era bajar manuales militares, otros de Inteligencia o de táctica. ¿Con qué objetivo? “Para que los pusiera en castellano y así montar una organización militar paralela, una guardia departamental…”

El 9 de septiembre del 2008, una turba tomó y saqueó varias instituciones públicas en la capital oriental. Paralelamente, en la población cruceña de Yapacaní cientos de campesinos afines al Gobierno se alistaban para marchar y tomar la ciudad.

En Tarija, como en Beni y Pando, también se tomaron predios públicos, pero con menor violencia. Cívicos tarijeños ocuparon el campo gasífero Vuelta Grande y el gasoducto de Villamontes, que terminó explotando.

En esos momentos, el Gobierno, a través del vicepresidente, Álvaro García, empezó a hablar de acciones terroristas. “Hay que evaluar si es que se está pasando a un nivel superior… Una manera más contundente sobre lo que sería ya la gestación de un grupo terrorista”, señaló.

Desde Santa Cruz, el prefecto Rubén Costas explicaba en esos momentos que la reacción fue provocada por el Gobierno. “No es un golpe de Estado, ni un golpe cívico-prefectural, sino una respuesta a la violencia y represión de un Gobierno fascistoide”.

De acuerdo con las investigaciones, el grupo irregular se habría movilizado por los departamentos de Beni, Pando Tarija e incluso Chuquisaca.

Los datos encontrados en la indagación no tienen una relación directa (al menos aún no la tiene), con los hechos organizados por los organismos cívicos de la media luna.

La situación de conflicto político-regional encontró un virtual cauce de solución el 16 de septiembre; sin embargo, Rózsa siguió operando; la Fiscalía lo acusa de cometer atentados.

Lo que está claro es que este grupo planeaba acciones irregulares, pero aún no se ha podido establecer quién los trajo y para qué. Hasta ahora, los diputados Montenegro y Navarro, por ejemplo, coinciden en que Hugo Achá Melgar, Alejandro Melgar Pereira, Enrique Vaca Pedraza, Luis Hurtado Vaca están involucrados.

Un dato que circula en la internet señala que Michael Dwyer (uno de los tres muertos en el operativo del 16 de abril) escribió un mensaje a los miembros de su cadena social: “No suelo molestarlos con frecuencia, pero es tiempo de hacer una excepción. Un conocido (no lo identifica) ha decidido participar activamente en su tierra Santa Cruz de la Sierra en una operación defensa-liberación. Quien sienta que está preparado física y psicológicamente para dar una mano, envíe su Currículum Vitae a info@cahil.tk”.

Otro elemento que está claro es que este grupo de milicianos extranjeros, que cuenta con el respaldo de algunos bolivianos, es que logra establecer una red civil. “Logran establecer vínculos de sectores civiles y utilizan infraestructura privada para desarrollar y planificar sus propias actividades”, dijo Navarro para señalar que eso debe ser despejado en una segunda parte de la investigación, porque si algo queda claro, sobre la presencia de Rózsa y Révész, es que ambos tenían experiencia en planes separatistas.

Révész era el líder y está lejos

La comisión multipartidaria que investiga el caso de supuesto terrorismo ha logrado establecer que el húngaro Tibor Révész es uno de los cabecillas del grupo que llegó a Bolivia para organizar fuerzas de seguridad.

En su última estadía, Révész estuvo en Bolivia por un mes y medio, junto a otros cuatro extranjeros, con quienes dejó el país. Habrían llegado a Bolivia dados sus antecedentes separatistas, según miembros de la comisión investigadora.

Révész está en Hungría, según los investigadores. Era líder de la Guardia Magyar o Legión Siculi, y estuvo alojado en el hotel Santa Cruz entre el 11 de diciembre y el 11 de enero; vino a Bolivia para entrenar a un grupo de 16 extranjeros que fueron reclutados a través de internet. El taller se desarrolló entre el 1 y 12 de diciembre, según una publicación del diario El Deber.

“Eduardo Rózsa y Tibor Révész, que estuvo por primera vez el 2007, tenían una concepción ultranacionalista y una formación separatista”, declaró el diputado César Navarro.

Frases

Eduardo Rózsa • “Si no hay autonomía y no podemos vivir juntos, vamos a gritar que somos independientes y haremos un nuevo país. Esa es la idea, primero están probando razonar para prevenir la matanza de la gente”.

Análisis • “La relación entre las dos partes de Bolivia empeoró a tal profundidad que ahora sólo se puede solucionar esta situación manteniendo unido al país de forma violenta; y yo voy para que tal cosa no ocurra”.

Objetivo • “Yo no voy a ir (a Bolivia) para afirmar o apoyar a la capital de La Paz en la organización de atacar y echar al Presidente. Dado que yo no tengo nada que ver con La Paz, y los del este ni piensan en ello…”.

Defensa • “Me llamaron para ayudar a organizar la defensa de Santa Cruz… Teniendo en cuenta que se puede contar con la actuación del Gobierno, la intervención del Ejército y milicias indígenas”.

Un conocido decidió participar activamente en su tierra, Santa Cruz, en una operación defensa-liberación.

Michael Dwyer, el ciudadano irlandés que fue abatido en el operativo del 16 de abril.

En el operativo murieron 3 actores clave del grupo – La Razón

Testigos dicen que los policías dispararon a quemarropa y el Comando General lo rechaza. Un mes después subsisten dudas del operativo.

clip_image004• EN CUSTODIA • Tras el operativo, la Policía halló un arsenal de armas en el stand de Cotas de la Feria Exposición de Santa Cruz. La Fiscalía afirmó que pertenecían al grupo irregular.

La madrugada del 16 de abril, un grupo de élite de la Policía llegó de La Paz a Santa Cruz e irrumpió en el hotel Las Américas, en pleno centro de la ciudad, y ejecutó un violento operativo que terminó con la vida de Eduardo Rózsa (húngaro-boliviano), Michael Dwyer (irlandés), Magyarosi Árpád (húngaro). Los únicos dos sobrevivientes, Tadic Astorga (boliviano) y Elöt Tóásó (húngaro) fueron detenidos y trasladados a La Paz.

Pocas horas más tarde, el presidente Evo Morales anunció desde Venezuela —donde asistía a una cumbre del Alba— que se había desbaratado, bajo sus órdenes, un complot para asesinarlo y que habría sido planificado por elementos de “extrema derecha”, que incluía a “mercenarios extranjeros”.

Sin embargo, el operativo genera ciertas dudas, como: ¿por qué, si se habla de terroristas, estaban alojados en dos hoteles de lujo? o ¿por qué los implicados se sacaron fotos con sus armas? Además, ¿por qué se impidió el ingreso de la Fiscalía cruceña al lugar de los hechos?.

A oscuras y en silencio, 25 hombres de la Unidad Táctica de Resolución de Crisis (Utarc), con grados de subtenientes y tenientes, se ubicaron en el cuarto piso del hotel y detonaron una bomba en la puerta de la pieza 458 donde dormía el supuesto líder del grupo, Eduardo Rózsa, y dispararon contra él siete veces.

De forma simultánea, los efectivos emitieron disparos también dentro de las dos piezas contiguas a las de Rózsa, las 457 y 456, y dieron muerte a Magyarosi y Dwyer.

Tadic y Tóásó, que dormían en las dos siguientes piezas, resultaron vivos porque, según la Policía, no pusieron resistencia.

Un peritaje de balística realizado por la Policía Técnica Científica en el cuarto piso del recinto hotelero afirma que hubo“un cruce de líneas de trayectoria, provenientes del interior y del exterior de las habitaciones”.

De acuerdo con el informe emitido el 22 de abril, en toda la operación se produjeron 51 disparos. La pieza 458, ocupada por Rózsa, recibió 14 impactos de bala y de esta pieza no salieron disparos.

En cambio, en la habitación 457, donde se alojó Dwyer, se constataron cinco tiros de ingreso y dos de salida, que fueron a dar contra una pared.

En la pieza de Magyarosi se contaron siete impactos de bala de ingreso y otros tres de salida.

El suceso desató terror en los huéspedes, quienes abandonaron el lugar de inmediato, mientras que la Policía prohibía el ingreso al recinto. Representantes de la Fiscalía cruceña quisieron entrar al lugar y se les negó. Luego de 12 horas, los cuerpos fueron trasladados envueltos en bolsas plásticas y fiscales paceños tomaron las riendas del caso.

Miembros de la comisión de la Cámara de Diputados que indagan el caso cuestionaron el hecho, pues luego de hacer una inspección del lugar no hallaron rastros de una supuesta balacera, situación que contribuiría a la hipótesis de que los policías sorprendieron a tiros a los tres presuntos terroristas.

De acuerdo con una valoración del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Rózsa presentaba siete impactos de proyectil de arma de fuego que comprometieron cabeza, tórax y abdomen, y éstos fueron efectuados a más de 50 centímetros.

En el estudio realizado a Dwyer, el IDIF estableció que fue muerto tras recibir seis impactos de proyectil en diversas partes del cuerpo, pero que fueron “de atrás hacia adelante, ligeramente de abajo hacia arriba”, a más 50 centímetros , al igual que Magyarosi, quien pereció tras recibir siete impactos de bala.

El 13 de mayo, en una solicitada, la Policía aseguró que los tres sujetos dispararon contra los efectivos porque tras una valoración pericial, se encontró plomo en las manos de los tres difuntos.

Clavijo, el espía

Funciones • Según el Ejecutivo, Luis Clavijo realizó labores de Inteligencia y verificación antes del operativo. Es jerarca del Ministerio de Gobierno.

Operativo • Tras constatar la presencia del grupo en el hotel Las Américas, se retiró y dio la información a la Policía para que ejecute el operativo.

Confuso

Las dudas

Disparos • Las pruebas no establecen con claridad cómo se ejecutó el operativo contra el grupo de Rózsa, el 16 de abril.

Cuándo • No hay precisión en la información sobre cuándo los organismos deInteligencia conocieron estas actividades.

Pesquisa • ¿Por qué se restringió el ingreso de miembros de la Fiscalía cruceña al hotel después del operativo policial?

Hotel • Si realmente eran terroristas, ¿por qué se alojan en al menos dos lujosos hoteles de la ciudad de Santa Cruz?

Traslado • ¿Por qué los cadáveres de los terroristas permanecieron en el lugar de los hechos por más de 12 horas?

Actitudes • ¿Por qué los implicados, de manera abierta y sin precaución, se toman fotografías con sus armas?

Traslado • ¿Por qué Luis Clavijo, funcionario del Ministerio de Gobierno, hace labores de Inteligencia y da luz verde al operativo del 16 de abril?

Las Anomalías

Detenciones • Los abogados de los dos supuestos proveedores de armas denunciaron que sus clientes fueron detenidos en Santa Cruz, días después del operativo, sin tener una orden de aprehensión y, además, dijeron que se violaron sus derechos humanos.

Restricción • Rigoberto Paredes, abogado de Elöt Tóásó,en reiteradas ocasiones denunció que la Fiscalía le impidió el acceso al expediente del caso y al libro de las investigaciones. Éste, aclaró, obstaculizaba sus labores de defensa legal.

Jurisdicción • Paredes recusó al juez Rolando Sarmiento con el argumento de que el proceso debe ser instaurado en la ciudad de Santa Cruz, debido a que los hechos se registraron en la capital cruceña.

Reserva • La indagación del caso fue declarada reservada por la Fiscalía, sin embargo esta condición fue manejada con discrecionalidad, pues el fiscal Marcelo Soza dio a conocer un video en una oportunidad y, en otra, mostró a la organización de Eduardo Rózsa.

Mario Tadic quiso ir a la Policía para denunciar a su cabecilla – La Razón

En una declaración ante la Fiscalía, contó que el líder manejaba todo el dinero y que todos dependían de él “hasta para comer”. Denunció que sus pasaportes fueron retenidos. El abogado de Tóásó reveló que en la detención su defendido fue golpeado.

El miembro de la supuesta organización terrorista, Mario Tadic Astorga, aseguró en sus declaraciones ante la Fiscalía que quiso ir a la Policía a denunciar a Eduardo Rózsa cuando vio que él y otros dos integrantes del grupo manejaban armas en Santa Cruz, sin embargo dijo que le dio miedo porque sabía que sus contactos eran personas con “poder y dinero”.

12 horas después del operativo policial del 16 de abril en el hotel Las Américas, en el que fueron eliminados Rózsa, Árpád Magyarosi y Michael Dwyer; Tadic prestó sus declaraciones ante el Ministerio Público en La Paz, luego de haber sido detenido junto con el húngaro Elöt Tóásó.

“Me di cuenta de que algo pasaba cuando los vi que manejaban cuatro o cinco pistolas 9 milímetros (…) Yo quise ir a la Policía, pero me dio miedo de que me pasara algo porque seguramente ellos (Rózsa y su grupo) tienen sus conexiones. Cuando los vi manejando armas pensé que eran drogas y me dio miedo, no sabía qué estaban haciendo”, se lee en una de las respuestas cuando la Fiscalía le pregunta si conocía “a qué se dedicaba Eduardo (Rózsa)”.

Señaló que las armas las tenía Rózsa en una bolsa verde, dentro de su habitación del hotel, todo el tiempo. Asimismo, contó que sólo el miliciano manejaba todo el dinero del grupo “hasta para comer” y que a varios integrantes del grupo les quitó sus pasaportes con el fin de mantenerlos a su lado.

Tadic hizo estas declaraciones luego de su detención junto al húngaro Elöt Tóásó, cuyo abogado defensor, Rigoberto Paredes, denunció que su cliente fue víctima de maltrato físico durante su detención el 16 de abril, en el hotel Las Américas. Denunció que al europeo le inyectaron una sustancia desconocida antes de hacer su primera declaración en la Fiscalía de La Paz.

Volviendo a las declaraciones de Tadic, éste afirma que pretende coadyuvar con la investigación, pero advierte que desea precautelar su seguridad y la de su familia porque “las cabezas que están detrás de esto tienen poder y dinero”.

Cuando le consulta cómo se movilizaban en Santa Cruz, Tadic responde que utilizaban un vehículo de color plomo, pero que anteriormente habían usado otros motorizados. Carlos Guillén, el dueño de un coche plomo, le vendió a Rózsa su vehículo y éste fue utilizado en el atentado a la casa del cardenal Julio Terrazas, el 15 de abril, según la Fiscalía.

“Eduardo manejaba el dinero, dólares y con ello nos llevaba a comer. Todos los gastos los hacía él, de esa manera dependíamos de él hasta para comer”, señaló.

Pero si bien Rózsa no les dejaba sin comer, les obligaba a permanecer a su lado quitándoles sus pasaportes y pasajes de retorno.

Tadic relata en sus declaraciones que Rózsa retuvo su pasaje de regreso a Madrid (España) y que cuando él quería irse de Bolivia el pasaje estaba vencido.

“Mi persona le entregó mi pasaporte a Eduardo y no sé dónde está. Cuando le reclamaba él me decía que ya iba a estar. Un día le dije que si no había mi pasaporte yo me iba y me dijo: ‘Más barato es una bala que un pasaje’”, relató.

Contó que la misma amenaza la hizo a otros miembros del grupo de quienes él desconoce su paradero. La Comisión Multipartidaria de la Cámara de Diputados que investiga el caso de terrorismo informó que los húngaros Daniel Gaspar y Gabor Dudog dejaron el país en marzo luego de recibir la advertencia de Rózsa.

En su declaración ante la Fiscalía que fue a las 16.45 del 16 de abril, Tadic contó que llegó de Madrid directamente al hotel Asturias, en Santa Cruz, donde conoció a otros extranjeros del grupo.

Relató que cada uno tenía su propia habitación y que cuando fueron al hotel Las Américas, Rózsa los acomodó en habitaciones contiguas donde Tadic tenía la última.

Hace unos días, Paredes mostró unas fotografías y aseguró que “aquí hubo una violación seria de los derechos humanos que vamos a denunciar y que causa nulidad (del proceso)”. El mismo abogado planteó la necesidad de que su cliente sea protegido porque puede ofrecer información.

Describe a un nuevo implicado

Durante la primera declaración de Mario Tadic ante la Fiscalía el 16 de abril, realiza una descripción de un hombre que tuvo contacto con Eduardo Rózsa y que se comprometió a dar equipos de comunicación y un scanner para el supuesto grupo irregular.

“Hay una persona que tiene una camisa blanca con tiritas verdes, de 40 a 45 años, tez muy clara, ojos claros, cabello castaño bien clarito, y del que escuché que iba a dar un scanner y cosas que iban para comunicaciones. Me llamó la atención porque la camisa se parecía a las que se usan en la Prefectura”, afirma Tadic ante el fiscal Marcelo Soza.

Seguidamente, asegura que Rózsa tuvo contactos telefónicos y personales con el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, y cuenta que en una oportunidad conversó con él durante cinco horas.

“Yo sé que estaban organizando algo. Lo sé porque ¿para qué comprar equipos de radio?”, cuestionó Tadic, quien está detenido en la cárcel de San Pedro junto con el húngaro Elöt Tóásó.

El detenido de nacionalidad boliviana croata dijo que no sabía lo que Rózsa estaba preparando en el país, pues sólo recibía la orden de traducir manuales de guerra.

Las revelaciones están inscritas en su declaración del 16 de abril.

Detalles

Atentado • Tadic contó que tras la explosión en la casa del cardenal Terrazas,”Eduardo y Michael (Dwyer) se jactaron de lo que hicieron (…) estaban eufóricos”.

Pertenencias • Señaló que en su habitación tenía una maleta de ropa, 1.000 bolivianos, 100 dólares, dos relojes, una laptop, certificados de nacimiento de sus hijos, una filmadora y otros.

Detención • Tadic y Tóásó están con detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz. En su declaración, Tadic pide seguridad para él y sus hijos, y que colaborará con la investigación.

Morales se molestó con tres países por pedir información – La Razón

REACCIÓN • Hungría, Croacia e Irlanda reivindicaron el derecho de saber sobre sus ciudadanos. El Presidente lo calificó de “grave” y amenazó.

clip_image006• VISITA A LA CÁRCEL • Matyás Józsa, el embajador de Hungría en Argentina, sale del penal de San Pedro, el 22 de abril, luego de visitar a su conciudadano Elöt Tóásó, recluido desde el 17 de abril.

El reclamo de los gobiernos de Hungría, Croacia e Irlanda de información sobre el operativo y el grado de participación de sus nacionales involucrados en el supuesto grupo de terroristas, terminó provocando la molestia del presidente, Evo Morales, quien calificó de “grave” que asuman defensa de sus ciudadanos.

“Yo puedo pensar que ellos son los que han mandado acá a atentar (contra mí) y atentar contra la democracia”, acusó Morales en un encuentro con los medios de comunicación el 20 de abril, a cuatro días del operativo que desarticuló un supuesto grupo irregular.

Desde Dublín, AFP informó que el canciller de Irlanda, Michael Martin, aseguró que su país “tiene derecho” de conocer las circunstancias de la muerte de un joven irlandés (Michael Dwyer) a manos de la Policía, pero insistió en que no busca intervenir en la política interna de ese país.

Por su parte, el embajador de Hungría en Argentina, Matyás Józsa, llegó a La Paz y también defendió el derecho que le asiste de informarse sobre la situación de su compatriota, Elöt Tóásó fue detenido y recluido en la cárcel de San Pedro de la ciudad de La Paz.

“Ese señor es un ciudadano húngaro. Hasta los grandes matones tienen el derecho de que su país les proteja; ustedes tienen que comprender como si fuera un boliviano en Hungría”, explicó Józsa.

En una conferencia de prensa, el diplomático afirmó que, a su parecer, Tóásó “está lejos de ser terrorista” y que luego de su visita en la cárcel de San Pedro, lo vio muy asustado y confundido.

Además de Dwyer y Tóásó, están involucrados Eduardo Rózsa (boliviano-croata-húngaro), Árpád Magyarosi (húngaro-croata) Mario Tadic (boliviano-croata). Tóásó y Tadic están detenidos y el resto murió en el operativo.

El gobierno de Croacia también reclamó información sobre la situación de sus ciudadanos.

Morales señaló: “Soy capaz de procesarlos yo, (es) mi deseo (pero) no soy jurista. ¿Cómo semejante gente (que viene) acá a atentar contra el Presidente va a ser defendida?

La familia de Rózsa dice que fue cineasta- La Razón

Defensa

Luego de la muerte de Eduardo Rózsa, líder del supuesto grupo terrorista, su familia en Santa Cruz salió a defenderlo y rechazó que el fallecido tenga algún nexo con acciones subversivas. Él era cineasta, aseguraron a la prensa.

Rózsa fue velado el 17 de abril en uno de los domicilios de sus familiares en la urbe cruceña. Su primo, Huáscar Flores, contó a los medios de comunicación que Rózsa estaba inmerso en un proyecto cinematográfico. Reveló que volvió al país después de 10 años.

De hecho, Elöt Tóásó, uno de los integrantes del grupo de Rózsa, contó a la comisión multipartidaria de la Cámara de Diputados que investiga el caso de terrorismo, que el supuesto miliciano lo trajo a Bolivia porque le prometió que iban a realizar un largometraje.

Huáscar Flores descartó por completo que su primo tenga que ver con terroristas, por lo tanto cuestionó la actuación y acusaciones que hicieron las autoridades nacionales. El cuerpo de Rózsa fue velado por sus familiares y luego enterrado en Santa Cruz.

La ACPI aclaró que Rózsa no es corresponsal - La Razón

Precisión

La Asociación de Corresponsales de Prensa Internacional (ACPI) en Bolivia aclaró, a través de un comunicado público, que en su registro de socios, Eduardo Rózsa Flores, supuesto terrorista y eliminado la madrugada del 16 de abril, “no figura como corresponsal de ningún medio internacional”.

Tras la muerte de Rózsa, el Ministerio Público presentó ante los medios de comunicación un chaleco de prensa y una credencial de periodista que secuestró de sus pertenencias el 16 de abril, día en que se hizo un operativo policial.

En el registro de la ACPI, tampoco se encuentran los nombres de Germán Aguilera Roca ni Jorge Hurtado Flores, identidades que habría utilizado Rózsa en trámites que hizo en Bolivia.

La aclaración surgió debido a las declaraciones del supuesto involucrado en el caso de terrorismo, Hugo Achá, quien habría afirmado que conoció a Rózsa como corresponsal de la BBC.

Rózsa, un hombre extremista sin ideales claros - La Razón

Ejerció de periodista, soldado, actor, y profesó el Islam, entró al Opus Dei. De padre comunista, combatió en los Balcanes y murió en Bolivia.

clip_image008• En el 2004 • Eduardo Rózsa posa junto al afiche de la película sobre su vida, donde él actuó como protagonista. El film recibió varios reconocimientos internacionales.

“Nacido para matar”, ese era el lema inscrito en el casco de Eduardo Rózsa Flores, cuando cubría como periodista la guerra de los Balcanes en Ojisek (Croacia). El cruceño murió en abril en un operativo policial realizado en Santa Cruz en contra de una supuesta banda terrorista de la cual él era líder. En 1991 llegó hasta la guerra en Croacia como periodista y apasionado con lo que vio, dejó la grabadora y tomó las armas, así terminó comandando la Brigada Internacional de Voluntarios que luchó junto al Ejército croata.

“Se veía a sí mismo como un Che Guevara de los Balcanes, como un idealista que dejó el periodismo para combatir por los indefensos. En sus tiempos de estudiante en la URSS se convirtió en anticomunista convencido, pero le gustaba equiparar a sus pistoleros con las brigadas internacionales que combatieron en España junto a la República”, explica Alberto Sotillo, en el diario ABC de España.

Así como cambió el rol de reportero de guerra a protagonista del conflicto yugoslavo, también fue extremista al profesar su fe. Formó parte del Opus Dei y luego se convirtió al Islam.

Su emoción por diferentes grupos se traduce desde su blog por internet, donde más de una veintena de links permiten enlazar con movimientos con los que él simpatizaba, entre otros: Liberen a Palestina, Detengan la guerra en Irak y la Nación Camba,

“Le gustaba la guerra y le fascinaba la temeridad y la violencia. Si estaba de buenas, daba consejos logísticos a los periodistas españoles. Tenía una personalidad muy narcisista y había quien pensaba que se había puesto a pegar tiros para ganar titulares de prensa”, señala Sotillo.

Y claro que llegó a los titulares. En 1992, Rózsa salió en una noticia de El País de Madrid como el brigadista que ordenó el asesinato de un periodista suizo en la guerra de los balcanes.

“Hay quien dice que aquel suizo no fue el único a quien mando ejecutar”, afirma la nota de ABC.

De madre boliviana y padre húngaro, Rózsa salió de Bolivia en el gobierno de Banzer, (1971-1978) , ya que su padre era “un marxista y ateo recalcitrante”, como él mismo lo define.

Llegó a Chile el último año del gobierno de Salvador Allende y estudió en una escuela de jesuitas. Sin embargo, en la dictadura de Augusto Pinochet tuvo que dejar Chile y se fue a Hungría, donde ingresó a la Escuela Militar, con la idea de volver a América Latina y seguir los pasos del Che Guevara, relata la BBC.

Más tarde decidió estudiar Filosofía y Letras en la universidad de Budapest y en medio comenzó a trabajar de corresponsal de la agencia Prensa Latina y del diario español La Vanguardia.

En el año 2000 se convirtió en actor, cuando junto a la directora de cine Ibólya Feke, protagonizó la película Chico, un film que relataba su propia vida.

“No me considero un héroe, prefiero definirme como un idealista”, aseguró Rózsa en una de las entrevistas publicadas luego de su muerte en abril pasado.

A Bolivia llegó el 2008, para liderar un grupo terrorista, pero murió acribillado por la policía en Santa Cruz, en un operativo.

Su vida

Datos • Nació en Santa Cruz en 1960. Su padre, Jorge Rózsa, era húngaro y su madre, Nelly Flores Arias, nacida en Santa Cruz.

Pasión • Una de las grandes pasiones de Rózsa fue la literatura. Escribió diez libros en húngaro y croata, algunos hablaban sobre guerras. Sólo uno fue traducido al español y era un poemario.

Un psicólogo asegura que Rózsa era muy peligroso - La Razón

Estudio • El húngaro-boliviano se mostraba con armas para lucir su poder.

El húngaro boliviano Eduardo Rózsa Flores (49), quien murió abatido en un operativo policial la madrugada del 16 de abril, era una persona altamente “impulsiva, arriesgada y peligrosa para sí misma y su entorno”, según un análisis de características realizado por Carlos Velázquez, máster en psicología forense.

“Se nota que tenía altos niveles de impulsividad y no medía las acciones que podían dañar a los demás. Si bien muestra que pretendía ser consciente, lo que más le importaba eran sus ideas y éstas eran radicales”, explicó Velásquez en función a un estudio de la biografía y las declaraciones que hizo en una entrevista con el periodista Andras Kepes.

Según el experto, el líder de la supuesta banda terrorista era “una persona altamente arriesgada y peligrosa para sí mismo y el entorno”. Añadió que su gusto por las armas respondían a la necesidad de “tener el poder”.

En consecuencia, concluye que Rózsa llegó a líder, no por su capacidad, sino por su imagen.

“Pudo ser líder, pero no por su capacidad de organización sino por el entusiasmo que ponía a las actividades y, adicionalmente, por el miedo que pudo generar en su entorno. Seguramente los que lo conocían lo podrían describir como el ‘incontrolable’ en algunos momentos, donde buscaba un nivel de protagonismo”,

Rózsa, Michael Dwyer y Árpád Magyarosi mueren en el operativo y otros dos están en la cárcel.

Datos

Decepción • Según el doctor Velásquez, Rózsa se decepcionó varias veces, “lo cual hizo que se refuercen sus creencias de que sólo él tiene la posibilidad de construir la verdad”.

Repercusión • Por este motivo, el líder “actuó en diferentes escenarios y no es casual que en sus obras, intente mostrarse como un héroe, aunque lo niegue parcialmente”.

Cronología de sus actividades

El húngaro-boliviano, Eduardo Rózsa anunció su llegada al país en septiembre del 2008. Pasó por España, Brasil y luego llegó a Santa Cruz.

Anuncio

En una entrevista del 8 de septiembre del 2008, con el periodista Andras Kepes en Hungría, Rózsa anunció que llegaría a Santa Cruz con la misión de preparar la autodefensa cruceña.

Salida

A finales de septiembre, según el diputado César Navarro, Rózsa habría salido de Madrid (España) hacia San Pablo (Brasil). Allí permaneció dos días y luego fue trasladado a Bolivia.

Ingreso

Según las propias declaraciones del húngaro-boliviano, su ingreso estaba planificado por la frontera boliviano-brasileña. Se escondería en un grupo de contrabandistas para llegar al país.

Aviones

El supuesto líder del grupo irregular habría usado dos aerolíneas para llegar a Brasil. La Fiscalía pidió informes a la boliviana AeroSur para saber quién pagó las pasajes de Rózsa a Bolivia.

Permanencia

El 12 de enero, Rózsa y otros seis hombres más, se alojaron en el hotel Austria de Santa Cruz hasta el 3 de abril. Según un funcionario, su comportamiento en el lugar “fue ejemplar”.

Cambio

El 14 de abril, los seis sujetos se registraron en el hotel Las Américas de Santa Cruz. Un día después se produjo un atentado a la casa del Cardenal.

El fin

La madrugada del 16 de abril, policías irrumpieron en cinco habitaciones del hotel y abatieron a Rózsa, Árpád Magyarosi (rumano) y Michael Dwyer (irlandés), y detuvieron a otros dos.

Armas

Tras el operativo, la Policía halló un arsenal en el stand de Cotas, en la Feria Exposición de Santa Cruz. Armas y explosivos, entre ellos de alto poder como el C-4, fueron encontrados.

Comisión y Fiscalía evalúan si llamarán o no a dirigentes - La Razón

Los parlamentarios esperan lograr las declaraciones de Luis Clavijo y de Elöt Tóásó hasta el martes, después tomarán decisiones.

clip_image010• Dos versiones • El 4 de mayo, el fiscal Soza implicó a dirigentes, pero luego dijo que se basó en declaraciones.

La Comisión Multipartidaria de la Cámara de Diputados y la Fiscalía de Distrito evalúan si van a convocar o no a los líderes cruceños, entre ellos al prefecto, Rubén Costas, y al ex dirigente cívico Branko Marinkovic, relacionados por Mario Tadic e Ignacio Villa Vargas (El Viejo) con el supuesto grupo irregular liderado por Eduardo Rózsa.

“No tenemos elementos que vinculen a esa gente (líderes cruceños) y sería arriesgado citarlos si no tenemos un elemento para demostrar que tuvieron una participación. El momento que exista un elemento material serán convocados”, dijo ayer una fuente vinculada con la investigación en la Fiscalía.

Por su lado, el diputado César Navarro, de la Comisión Multipartidaria, señaló que lo que corresponde ahora es terminar la primera fase de la investigación tomando la declaración a Luis Clavijo, el agente de inteligencia que estuvo alojado en el hotel Las Américas, y Elöt Tóásó, que serán convocados hasta mañana. Los miembros de la Comisión se reunirán después para definir si en la segunda fase de la investigación convoca a los dirigentes.

Tadic formó parte del grupo y fue detenido en el operativo policial del 16 de abril, donde perdieron la vida Rózsa, Michael Dwyer, Árpád Magyarosi y fueron detenidos, precisamente, Tadic y Elöt Tóásó. Vinculó a Costas en sus declaraciones que prestó a la Fiscalía el mismo 16 de abril.

“Escuché de que Eduardo tuvo dos o tres reuniones con el prefecto Costas. Él iba sólo a reunirse con él; venían diferentes movilidades a recogerlo”, aseguró Tadic a la Fiscalía.

Dijo, además, que una de las personas que falleció abatida en el operativo “fue a la casa del Prefecto a fin de aconsejarle sobre la seguridad de su casa. Eduardo (Rózsa) también hablaba por celular con alguien indicando que tenían que ir a la casa de Rubén (Costas)”. Otra de las personas que involucró a Costas y a Marinkovic fue El Viejo, testigo “clave” de la Fiscalía y considerado el “soplón” de la supuesta organización irregular. Villa Varga trabajó estrechamente con Rózsa, de acuerdo con Tadic.

A partir de las declaraciones de El Viejo, el fiscal del caso, Marcelo Soza, informó el 4 de mayo que Costas, Marinkovic y otros líderes fueron vinculados con las actividades de Rózsa.

Estas sindicaciones las habría reiterado a la Comisión Multipartidaria que recibió sus declaraciones el pasado viernes en Cochabamba. Costas, el viernes respondió que no comentará las acusaciones en su contra. “Si esto es serio, lo que tiene que hacer la Fiscalía, si hay alguna prueba, es citarme para comprobar. Pero esto es como una telenovela venezolana mal hecha”, dijo el viernes.

La definición de los operadores

Terrorismo

Es una táctica o acto de violencia ejercida contra individuos o contra un grupo de personas para cambiar el resultado de un proceso o situación. Tienen relación con el uso de armas o amenazas. La idea fundamental es generar terror en sus víctimas.

Mercenario

Es aquella persona que puede ser utilizada para llevar adelante actos terroristas o actos de venganza. Es una persona entrenada y utilizada a cambio de un salario o dádiva que deberá recibir tras ejecutar actos en función de los que lo requieren.

Grupo paramilitar

Es aquella organización de personas que realiza actividades de índole militar, pero que no están encuadradas dentro de la institución militar. Son considerados grupos informales que realizan actividades informales generalmente armados.

Grupo de autodefensa

La finalidad principal es luchar contra los guerrilleros en defensa propia. Cuentan con una similar organización que los grupos de guerrilla y suelen pelear armados. Surgieron de forma irregular en Colombia hace unos seis o cinco años.

En Santa Cruz se hicieron más de 10 atentados

Recuento • Desde el 2006, opositores y oficialistas fueron blanco de estas agresiones.

clip_image012• LOS DAÑOS • Un artefacto explosivo dañó el ingreso a la casa del Cardenal Terrazas. El hecho ocurrió el 15 de abril.

Con el atentado a la casa del Cardenal Julio Terrazas, la madrugada del 15 de abril, en Santa Cruz se registraron desde el 2006 al menos 10 atentados a viviendas de políticos opositores o afines al Gobierno de Evo Morales.

El atentado a la casa del Cardenal es atribuido a un grupo de supuestos terroristas desarticulado el 16 de abril con la muerte de Eduardo Rózsa, Michael Dwyer, Árpád Magyarosi y la detención y traslado a la cárcel de San Pedro de La Paz de Mario Tadic y Elöt Tóásó.

Dos semanas antes, un explosivo fue detonado en la casa del viceministro de Autonomías, Saúl Ávalos. La autoridad declaró que el artefacto contenía clavos, pedazos de alambres y latas que comprometieron las paredes.

El 18 de julio del 2006 dispararon contra la casa del entonces presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Germán Antelo. Horas después, un artefacto explotó en el inmueble del concejal del MAS, Oswaldo Peredo.

Ese mismo año, en septiembre las dependencias del Comité Cívico cruceño fueron objeto de un atentado explosivo. Meses después, la casa del ejecutivo de la Central Obrera Regional (COD) de Santa Cruz, Lucio Vedia, sufrió un atentado dinamitero.

La vivienda del ministro de Autonomía, Carlos Romero, no fue la excepción. En septiembre del 2007 fue objeto de un atentado y pocos días después una bomba molotov fue lanzada a las oficinas de Televisión Boliviana, también en Santa Cruz.

En julio de ese año, una casa vecina a la del viceministro Saúl Ávalos fue el blanco de una agresión por segunda vez. Una bomba molotov estalló en el lugar.

En octubre del mismo año, desconocidos dispararon contra las paredes del domicilio del ex constituyente Rubén Darío Cuéllar. No se registraron heridos.

El mismo mes, la casa de médicos cubanos y venezolanos se vio afectada por el estallido de un artefacto explosivo.

El 2008 también sufrió un atentado la casa del senador disidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Guido Guardia. El legislador acusó al gobierno de Evo Morales de ser el responsable del atentado a su domicilio.

En otro caso, la vivienda propiedad de la ex delegada presidencial, Gabriela Montaño, sufrió el pasado año un atentado con un artefacto explosivo. En ese hecho, como en los otros, las investigaciones no prosperaron.

Cada uno de estos casos se registraron coincidentemente en momentos de crisis político-social que enfrentaban a las regiones con el Gobierno. Como se puede evidenciar fueron víctimas oficialistas y opositores.

APUNTES

Pesquisas • Las personas afectadas por los atentados suscitados presentaron sus denuncias ante la Fiscalía, pero las investigaciones nunca arrojaron resultados concretos. No se hallaron a los autores de estos delitos.

Caso Cardenal • El atentado al domicilio del Cardenal Terrazas fue atribuido al grupo de Rózsa. De acuerdo con la Fiscalía, una parte de la supuesta organización habría ejecutado el plan mientras la otra permanecía en el hotel Las Américas.

Comisión cuestiona por qué ‘El Viejo’ no está detenido – El Nuevo Día

El diputado Pablo Banegas dijo que Ignacio Villa era chofer de la supuesta célula y por lo tanto en vez de ser considerado ‘testigo clave’ protegido como una celebridad por el Gobierno debe ser uno más de los imputados en los hechos investigados

La Comisión de Diputados que investiga el caso de los supuestos terroristas que habría estado operando en Santa Cruz, después de haber tomado declaraciones al supuesto testigo clave, Ignacio Villa Vargas, conocido como “El Viejo” en la ciudad de Cochabamba, uno de los cuestionamientos fue por qué no está detenido a pesar de estar involucrado directamente con la banda.

“El Fiscal debería responder a esto que por lo menos por la información que se tiene el señor Villa no estaría con ninguna medida cautelar, no tiene ni siquiera arresto domiciliario probablemente por su tema de salud, pero igual debería haber tenido algún tipo de resguardo policial, porque es una persona que ha participado con este grupo, ha estado en varias de las actividades”, dijo el diputado de Podemos, Bernardo Montenegro.

Según el legislador opositor “El Viejo” habría acompañado en varias ocasiones a Rózsa y su grupo por lo que es muy posible que haya sido parte activa de él, por lo que mostró su extrañeza ante la actitud del fiscal Marcelo Sosa que no tomó ninguna determinación sobre cuál es la figura legal de este implicado; es decir, no se ha determinado si es testigo o es sospechoso.

Ignacio Villa declaró por dos horas el viernes en medio de estrictas medidas de seguridad y lo que dijo ha tenido diversos tipos de interpretaciones.

El presidente de la Comisión, Cesar Navarro, dijo que su testimonio es revelador porque implicó a varias personas, sin embargo no quiso revelar ningún nombre, con el propósito de evitar especulaciones.

Pero el diputado de Podemos, Pablo Banegas cree lo contrario, pues Villa no aportó con nada en las investigaciones pues dijo que no participó en ningún hecho y que todo lo que sabe se lo contó el supuesto cabecilla, Eduardo Rózsa.

“Y cuando le preguntamos y quién más puede corroborar esto, nos dijo: Rózsa, y cuando le retrucamos que estaba muerto, respondió: ese no es mi problema.

Ignacio Villa ha estado dos veces en Palmasola y tiene un frondoso prontuario policial por estafa. “Eso lo descalifica en sus afirmaciones y el Gobierno tiene que buscar otras pruebas más contundentes”, dijo Banegas al señalar que Villa dijo extrañamente que el prefecto Rubén Costas le ofreció una casa y una hacienda en agradecimiento ‘por liberar Santa Cruz”.

También fue quien filmó el video del supuesto magnicidio y sobre el tema se contradice.

Se cae la tesis de la presencia de los carapintadas

El diputado de Podemos, Wálter Arrázola informó que la historia de la llegada de los “carapintadas” a Santa Cruz para formar parte de la supuesta célula terrorista simplemente es parte de la campaña mediática del Gobierno para satanizar y asustar.

Explicó que Jorge Mones Ruiz, sobre quien el gobierno de Evo Morales ha construido una maraña de conspiraciones, se presentó personalmente -solo y sin armas- nada menos que en la Casa Rosada, sede del gobierno argentino, en la semana pasada para pedir la destitución del Subsecretario de Desarrollos Humanos, Rodolfo Mattarollo, por haber falseado una investigación sobre los hechos de Pando en el que “mató” a tres personas en su informe.

Mones no tenía betún en la cara, ni usaba uniforme de camuflaje, sino que portaba un sobrio traje, como corresponde a un ciudadano de cierta edad y de afables modales, explicó el parlamentario opositor.

citaciones

Van otros cuatro

El fiscal Marcelo Sosa instruyó al jefe de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen, Miguel Gonzales, citar a declarar a La Paz a cuatro personas. Se trata de la empresaria Kathy Rabzuck y encargados de la Feria Exposición y de seguridad de la empresa Aries.

Costas y Branko

El presidente de la Comisión, César Navarro anunció que en esta semana estudiarán la convocatoria a los líderes cruceños, el prefecto Rubén Costas y el ex cívico, Branko Marinkovic.

Elöd Tóásó

La Comisión tratará de cerrar el círculo con la declaración de uno de los sobrevivientes, el húngaro Elöd Tóásó, quien sufre una crisis por las amenazas de muerte que recibe.

‘El Viejo’ preso

El fiscal Marcelo Sosa anunció que cambiarán la tipificación de Ignacio Villa de testigo clave a imputado y ordenará su detención. Hasta ahora sólo Tadic y Tóásó están presos mientras que los ex unionistas Alcides Mendoza y Carlos Gueder tienen arresto domicilario.

Planean expulsar a diputada del UN

La bancada de Unidad Nacional (UN) evaluará la situación de la diputada de este frente político, Roxana Gentile, quien buscó refugio en los Estados Unidos junto a su esposo Hugo Achá, ante las sospechas de su vinculación con el supuesto grupo terrorista del boliviano - húngaro, Eduardo Rózsa, que fue acribillado a tiros la madrugada del jueves 16 de abril en un céntrico hotel cruceño.

El diputado Alejandro Colanzi, quien forma parte de la bancada mediante un acuerdo con su agrupación, dijo que se consultará al Comité Ejecutivo Nacional de UN, si la diputada funge como militante de esa fuerza política y se aguardaría los resultados porque desde ya, las sospechas de que una diputada esté implicada en hechos terroristas dañan a la institucionalidad de la democracia parlamentaria.

Gentile es esposa de Hugo Achá, quien fue acusado por el Gobierno de ser uno de los supuestos financiadores de la célula.

"Es una pena que quienes militamos en la democracia tengamos que recurrir a posiciones contrarias a la democracia ", manifestó Colanzi, quien criticó a su colega por haber tratado de formar parte de la comisión investigadora.

Fiscal presentará informe de las computadoras de Eduardo Rózsa – El Deber

Investigación. Prevén llamar a un representante de una casa de juegos

Gustavo Ondarza | gondarza@eldeber.com.bo

El fiscal Marcelo Sosa, director del proceso de investigación del caso sobre presunto terrorismo, anunció que en el transcurso de esta semana presentará un reporte sobre la información contenida en las computadoras y teléfonos celulares del grupo del boliviano-húngaro-croata Eduardo Rózsa, a quien se lo señala como jefe del mismo.

Sosa indicó que hoy está previsto que le pasen el reporte oficial del asunto, y después programará una conferencia de prensa para hacerlo público.

Asimismo, indicó que continuará con la toma de declaraciones de testigos o supuestos implicados, las cuales se realizará en La Paz y no en Santa Cruz.

Aunque no detalló los nombres de los convocados, no descartó llamar al prefecto Rubén Costas, y al ex presidente del Comité Cívico, Branko Marinkovic, de quienes el Gobierno dice, en base a versiones de ‘testigos clave’, que sabían de la existencia del grupo irregular.

Otra fuente de la Fiscalía, según el diario La Prensa, informó que se convocará a otras cuatro personas, entre quienes está Ronald Alberto Suárez Salvatierra, representante legal de la empresa de juegos de azar Corhat Bolivia S.A. Este nombre es nuevo en la indagación y lo dio a conocer la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz. Kathy Rabzuc, Alejandro Melgar, Ronald Suárez y un representante de la empresa de seguridad Aries serían citados.

Por su parte, la comisión especial multipartidaria de la Cámara Baja que también indaga el caso, elaborará su cronograma de trabajo para esta semana, previendo la convocataria a más personas para que informen lo que saben del asunto.

Su presidente, César Navarro (MAS), no decartó llamar a Costas y Marinkovic, en tanto que su colega Pablo Banegas señaló que no se tiene nada definido, pero que si se consensúa, “no hay que temer la convocatoria”.

“No veo nada de malo una eventual citación para que hablen y digan su verdad”, agregó Banegas (Podemos).

UN evalúa situación de la diputada Roxana Gentile

La bancada de Unidad Nacional (UN) evaluará la situación de la diputada de este frente Roxana Gentile, ante las sospechas de su vinculación con el supuesto grupo terrorista de Eduardo Rozsa, que fue acribillado a tiros el jueves 16 de abril en un céntrico hotel cruceño.

El diputado Alejandro Colanzi, que forma parte de la bancada mediante un acuerdo con su agrupación, dijo que se consultará al Comité Ejecutivo Nacional de UN, si Gentile funge como militante de esa fuerza política, y se aguardaría los resultados de las investigaciones porque las sospechas de que una diputada esté implicada en hechos terroristas dañan la institucionalidad de la democracia parlamentaria.

Colanzi señaló que no se emitirán juicios previos a los resultados de las investigaciones, pero, de comprobarse la implicancia de la diputada en cuestión en los hechos de terrorismo, “sería una lástima y una puñalada a la democracia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada